fbpx
yo mirando una taza de cafe mientra analizo el email marketing

Email Marketing: todo lo que necesitas saber para tu estrategia de Inbound Marketing.

¿Tienes un email? Ábrelo. Bueno abre uno de ellos, porque estoy segura de que a tu bandeja de entrada llegan todos los días infinidad de ellos.

Elige uno, así rápidamente. Vamos a empezar a analizar tu y yo porqué te ha llamado la atención y cómo puedes extrapolar este pequeño análisis a tus campañas. Yo lo voy a hacer contigo.

Pero primero déjame que te cuente un poquito más sobre el email marketing. No pierdas de vista ese email que has abierto, enseguida continuamos.

¿Qué es el email marketing y cuál es su historia?

El email marketing es la utilización del correo electrónico para realizar envíos masivos con contenidos informativos, publicitarios o con fines comerciales.  Comenzó a popularizarse a partir de los años 90, del siglo pasado, no te vayas más allá.

El primer correo electrónico fue enviado por Ray Tomlinson en 1971 y no fue consciente hasta mucho tiempo después de la envergadura que iba a tomar este nuevo medio de comunicación digital.

El motivo de su proliferación fue el tremendo ahorro de costes que les suponía a las empresas el envío de sus comunicaciones y anuncios publicitarios por este medio y no por el correo ordinario. Por lo que, a partir de la década de los 90, las grandes superficies hicieron de este medio su principal vía de comunicación con sus clientes y potenciales clientes.

Entonces llegó el SPAM. Era tal la cantidad de envíos que recibían los usuarios en un día que comenzaron a confundir lo que era un envío ordinario de un envío comercial o con fines publicitarios. Hasta que en 2003 se regula por la primera ley Can-Spam .

Con la llegada de las redes sociales todos hemos oído dar por muerto a email, pero… ha resultado todo lo contrario. La integración con esta nueva vía de comunicación interactiva ha potenciado, aún más si cabe, el uso del email para complementar las estrategias de marketing digital de manera sustancial.

Tienes abierto el email, ¿verdad? Bien ahora dime, ¿sabes por qué está en tu bandeja de entrada? Podría ayudarte si respondemos a la siguiente pregunta:

¿Qué tipos de email existen como parte de una estrategia de Inbound marketing?

Es posible lo que hayas abierto es una Newsletter o un correo de bienvenida por haberte suscrito a una nueva página web que tiene la agenda que te encanta y además, te regalan un descuento del 10% por darles tu dirección de correo. ¿Te suena?

Voy a tratar de despejar esta duda a través de la siguiente categorización de los emails, que forman parte ya de la vida de nuestra bandeja de entrada:

  1. Emails transaccionales: son aquello que se envían de forma automática y casi inmediata a una acción del usuario en un entorno web. Dentro de esta categoría se encuentran los mensajes de bienvenida, la confirmación de compra o pago, el envío de una contraseña… Tratan de generar confianza al usuario y afianzar la suscripción a tu sitio web.
  2. Boletines informativos: envíos regulares a los usuarios suscritos a tu web con información relevante para ellos y susceptible de contener información promocional sobre ofertas y descuentos. Suele utilizarse para comunicar actualizaciones del blog o de posteos en redes sociales que incrementen el engagement del público hacia tu marca.
  3. Correos promocionales: estos correos tienen un claro objetivo de venta e incremento de los ingresos para tu marca. Su contenido se basa fundamentalmente en campañas, eventos especiales, ofertas… También son envío regulares con una clara estrategia comercial.
  4. Lead Nurturing: son la secuenciación de correos destinados a convertir un contacto de tu lista de correos a un nuevo comprador del producto o servicio de tu empresa. Se nutren con contenido relevante que va llevando de manera “natural” al potencial cliente dentro del proceso de compra (su customer journey del que te hablé en este post) hasta lograr convertirlo en tu cliente más fiel. Esta es una de las categorías estrella dentro del INBOUND MARKETING. Dentro de esta tipología podemos englobar a los email encadenados o triggered, que se desencadenan en el momento que el cliente realiza una acción y forman parte de un proceso de comunicación más complejo ( procesos de conversión,  embudo de venta o funnels)
  5. Notificaciones: son parecidos a los transaccionales aunque pierden la propiedad de inmediatez. Están más relacionados con el envío de información importante para el suscriptor, por lo que deben ser claros y precisos a la hora de comunicar.

Y después de todo esto, ya tienes claro que tu email es….el mío es una newsletter. Seguimos con el análisis. Veamos ahora:

En un email, ¿qué elementos son los más importantes?

En cuanto a aspectos formales no debes olvidar nunca cuidar estos 3:

  1. El diseño responsive, es decir, adaptado a todo tipo de dispositivos, que sea legible desde un móvil, una Tablet, un portátil o un ordenador de sobremesa.
  2. Una cabecera brandeada, es decir, que contenga tu logotipo, tu eslogan y una imagen que refleje los valores que quieres transmitir siempre.
  3. Un footer con toda la información sobre tus redes sociales, enlace a tu web y recordatorio del email donde pueden contactarte.

Ahora bien, ¿en cuánto a la estructura del contenido qué te cuento?

Recuerda siempre y en este orden:

  1. El asunto es la piedra angular para incrementar la tasa de apertura. No se te ocurra poner cualquier frase en el asunto, ve directo al grano pero sé genuino e ingenioso con las palabras.
  2. Utiliza la personalización en el saludo, siempre que tu base de datos esté bien depurada y sepas que la información que vas a enviar es relevante para él.
  3. No pierdas demasiado tiempo a la hora de presentar el objetivo del email, se conciso, utiliza frases cortas. Recuerda introducir elementos cotidianos, situaciones con las que el lector empatice y se emocione para que el cierre del correo le lleve a donde tu quieras que vaya.
  4. LA LLAMADA A LA ACCIÓN (CTA) SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE CLARA: que se suscriba a un nuevo boletín, que se descargue un video, que lea tu nuevo artículo del blog, que compre este producto que necesita en oferta. No utilices eufemismos, no te andes por la ramas ¡DÍSELO CLARO!
  5. Cierra el correo de un modo cercano y emotivo. La despedida debe ser tu sello de identidad, no temas ser emotivo y mostrar cercanía.

En próximos artículos te comentaré 4 metodologías para estructurar el texto de modo eficiente con respecto a su objetivo. Hablaremos del copy ¿te apuntas?

Sigamos con el email que has elegido, ¿cumple con todas estos elementos? El mío en un 98% por ciento, se nota que su remitente es una experta el email marketing. Al final del artículo te desvelo su remitente.

Pero sigamos ahora con los últimos elementos que son fundamentales conocer y manejar para saber qué es lo que haces bien, qué debes mejorar y que debes evitar en tu email marketing.

Hablamos ahora de:

Principales indicadores de un email marketing exitoso:

  1. Tasa de apertura: nº de email abierto entre el nº de emails que se han entregado en cada envío.

La primera vez que oí hablar de ella fue relacionada con el automatismo de atención telefónica de la empresa en la que trabajaba. El cálculo era un tanto distinto pero el objetivo de esta métrica se parecía bastante: nivel de compromiso del cliente con tu marca, efectividad del canal de comunicación que estamos utilizando.

  • Tasa de clics: nº de clic en los enlaces incluidos en el email entre el nº de email que se han entregado.

En este caso medidos la efectividad de la llamada a la acción y la conexión que hemos conseguido con los intereses de nuestra base de datos.

  • Tasa de respuesta: nº de clic en los enlaces entre el nº de email abiertos.

Existe una diferencia con el anterior y este porcentaje debe ser mayor, pues el denominador (nº de emails abiertos) debe ser igual o menor que el nº de emails entregado. Esta tasa sí que nos da un idea clara de lo acertados que hemos estado en el envío de este correo a ese destinatario. Tomemos esta tasa como parte de nuestra estrategia de segmentación para siguientes envíos de email relacionados con el objetivo o temática de este email.

  • Tasa de retorno: nº de emails no entregados sobre el nº total de envíos.

Esta es la primera tasa que va a medir nuestro error. Nos aportará datos sobre la fiabilidad de los datos registrados en nuestra BBDD. Es importante que este porcentaje no suba más del 1-2%. Si no es así, revisemos nuestros procesos de captación de email, los formularios.

  • Tasa de Spam: nº de quejas del usuario sobre nº de email entregados.

Muchísimo cuidado con esta tasa, es importante que esté cerca del 0% porque no sería la primera vez que un gestor de correo como MailChimp o MailJet o Mailpoet te cancelan la cuenta porque tus contactos han calificado tus envío como Spam y eso les supone pérdida de credibilidad a ellos que no van admitir.

Por tanto, siempre que envíes un email, y esto ya es consejo de la que suscribe, analiza bien a quién le envías qué, sabiendo que es lo que tu suscriptor necesita y contiene información relevante para él, y no para ti.

¡Ya llegamos al final!

Y ahora dime ¿cuántos de estos elementos cumple el correo que has elegido? Déjame un comentario con tu análisis, me encantará leerte y ayudarte a comprender mejor el email marketing.

¡Ah! Se me olvidaba decirte de quien es el email que he elegido yo, jeje.

Es de Maïder Tomasena y el asunto del email por el que no puede dejar de abrirlo según entro en mi bandeja es “Un mago nunca revela sus trucos”. Buenísimo, ¿verdad? Es que Maïder es mucha Maïder

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Nedda Soriano Comunicación Digital.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Agítalo 3.0 Comunicación en la red social, SLU.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad